Sevilla

por | Abr 14, 2023 | Ciudades, Sitios

Lo imprescindeble que ver en tu viaje a Sevilla, monumentos, sitios de interés y detalles que te harán disfrutar de esta ciudad andaluza única en el mundo.

Sevilla es una ciudad llena de encanto, cultura, historia y gastronomía. Visitarla será una experiencia inolvidable, así que no te pierdas la oportunidad de disfrutar de todas sus maravillas.

Os proponemos una excursión de un día o dos, para conocer lo imprescindible de esta gran ciudad andaluza. 

Breve reseña histórica y geográfica
Lugares imprescindebles para visitar
Gastronomía típica
Vinos de la tierra

También os proponemos distintos tours desde este enlace.

Escudo de la ciudad de Sevilla.
Créditos Wikimedia Commons

La historia de Sevilla comienza con los fenicios, que le dieron el nombre de Spal, formando parte de Tartessos. Posteriormente, la región fue invadida por los cartagineses. En el 206 a. C. los romanos conquistaron la zona. Entonces la ciudad era conocida como Híspalis y se convirtió en una importante ciudad romana. Durante esta época, Sevilla fue la capital de la provincia de Baetica.

En el siglo V, la ciudad fue conquistada por los visigodos y se convirtió en uno de los centros de su cultura. Después en el siglo VIII, Sevilla fue conquistada por los musulmanes y se convirtió en un importante centro comercial y cultural bajo el gobierno del Califato de Córdoba. Tras la caída del Califato de Córdoba, Sevilla pasó a ser una de las principales ciudades de la taifa de Sevilla.

En 1248, Sevilla fue conquistada por Fernando III el Santo, Rey de Castilla. Durante los siglos XIV y XV, la ciudad se convirtió en un importante centro comercial, debido a su ubicación geográfica, y fue sede de uno de los primeros consulados de comercio en España. Durante el siglo XVI, Sevilla fue el centro de la industria textil y fue el escenario del Descubrimiento de América. Durante los siglos XVII y XVIII, Sevilla se convirtió en un importante centro de la industria de las industrias azucarera, textil y naviera. La ciudad fue también el centro de la revolución industrial y de la modernización de España. Desde entonces, Sevilla se ha convertido en una importante ciudad turística, con una gran variedad de monumentos históricos y culturales. En el siglo XX, la ciudad experimentó un rápido crecimiento económico y desarrollo, convirtiéndose en un importante centro de comercio, industria y servicios.

Imprescindebles en nuestra visita

La Catedral

La Catedral de Sevilla es una de las principales catedrales góticas de España. La Unesco la declaró en 1987, junto al Real Alcázar y el Archivo de Indias, Patrimonio de la Humanidad​ y, el 25 de julio de 2010, Bien de Valor Universal Excepcional. En 1988 el Libro Guinness de los Récords certificó que era la catedral con mayor superficie del mundo.

Esta catedral fue construida hacia 1433 en el solar que quedó tras la demolición de la antigua mezquita aljama de Sevilla,7cuyos alminar (la Giralda) y patio (patio de los Naranjos) aún se conservan.

La catedral alberga algunas de las obras más importantes del arte español, como la Capilla Real, el retablo de los reyes, las pinturas de Murillo y la famosa imagen de la Virgen de los Reales Alcázares. Además, la catedral es una de las pocas catedrales del mundo que cuenta con dos torres gemelas: la Giralda y la Torre de la Plata. Estas dos torres se pueden admirar desde cualquier punto de la ciudad. La Catedral de Sevilla es una de las principales joyas de la arquitectura española y uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad.

Catedral de Sevilla
Créditos Wikimedia Commons

Catedral de Sevilla
Créditos redacción viveEspaña

¿Qué vas a hacer en Sevilla?

La giralda
Créditos redacción Vive España

La Giralda

Una vez en el interior de la catedral subimos por unas rampas hasta los 100 metros de altura total de Giralda, que ahora es la torre campanario de la catedral y antes fue el antiguo alminar de la mezquita.
Estas rampas para subir arriba, son las que utilizaba el sultán para subir montado a caballo a lo más alto del alminar.
Una vez arriba se pueden difrutar de unas fantásticas vistas de toda la ciudad, además de estar cerca de la estatua de bronce que representa el Triunfo de la Fe y que tiene función de veleta, el Giraldillo, que simboliza la victoria cristiana ante los árabes.
La parte inferior de la torre corresponde al alminar de la antigua mezquita de la ciudad, de finales del siglo XII, en la época almohade, mientras que la parte superior es una construcción sobrepuesta en el siglo xvi, en época cristiana, para albergar las campanas. 

Vista panorámica desde la Giralda
Créditos redacción ViveEspaña

Real Alcázar de Sevilla

El Real Alcázar de Sevilla es un impresionante palacio de estilo mudejar, situado en el corazón de la ciudad de Sevilla. Se construyó en el siglo XI como una fortaleza árabe y fue ampliado en el siglo XIV por los Reyes Católicos. Fue el hogar de la familia real española hasta el siglo XVIII, y hoy en día es uno de los monumentos más visitados de España.

El alcázar se compone de una serie de patios y jardines de estilo islámico, así como de una colección de edificios que cuentan la historia de la ciudad. El más destacado es el Patio de las Doncellas, con sus tres esbeltas columnas de mármol y su fuente central. Otros destacados incluyen el Patio de Banderas, el Salón de Embajadores y la Sala de los tapices.

El alcázar se encuentra en la parte superior de una colina, por lo que hay unas vistas impresionantes de la ciudad de Sevilla desde la terraza. También hay una selección de museos dentro del palacio, desde la galería de pinturas hasta el Museo de Arte Hispanoamericano.

La Unesco lo declaró Patrimonio de la Humanidad, junto a la catedral y al Archivo de Indias, en el año 1987.

 

Patio de las doncellas
Créditos redacción viveEspaña

Una de las calles más emblemáticas de este barrio, Mateos Gago
Créditos Wikimedia Commons

Barrio de Santa Cruz con la Parroquia en el centro
Créditos Wikimedia Commons

Barrio de Santa Cruz

A la salida del Alcázar puedes perderte por las callejuelas del pintoresco barrio de Santa Cruz, situado en pleno corazón del centro histórico.

De orígenes romanos, fue cuando tomó la ciudad Fernando III cuando se instalaóla población judía en este barrio

El Barrio de Santa Cruz de Sevilla es uno de los más bonitos de la ciudad. Está situado entre el Barrio de Triana y el Centro Histórico de Sevilla. Está repleto de encantadores callejones estrechos, plazas y jardines, y es el hogar de numerosos edificios históricos, como la Catedral de Sevilla, el Alcázar de Sevilla, la Iglesia de San Salvador, el Archivo de Indias y el Hospital de los Venerables (hoy en día el Centro Velázquez).

El barrio es un lugar ideal para pasear entre sus calles adoquinadas y disfrutar de los encantadores edificios y patios interiores. Si visitas el barrio, también puedes pasar tiempo pasando por lugares como la Casa de Salinas, la Calle Mesón del Moro, hasta llegar a la famosa Calle Cruces, que tiene tres cruces de forja sobre columnas de mármol, y a la Iglesia de Santa María la Blanca, una antigua sinagoga, además de descansar en sus numerosos restaurantes, bares y cafeterías, donde puedes disfrutar de la mejor comida y bebida de Sevilla.

¿Qué vas a hacer en Sevilla?

Casa de Pilatos

Casa de Pilatos es un palacio sevillano del siglo XV, construido por los marqueses de Tarifa. Está situado en el barrio de Santa Cruz, en el centro histórico de Sevilla.

Constituye uno de los edificios más emblemáticos de la arquitectura civil andaluza del siglo xvi y presenta una combinación de los estilos renacentista italiano y el mudéjar español, fruto de las diferentes intervenciones acontecidas, desde el último tercio del siglo XV hasta el siglo XVII.

Es posible visitar SU interior, donde se puede observar su espléndida decoración. Además, la casa cuenta con un extenso jardín estilo renacentista, en el que se ubican numerosas estatuas y fuentes. Los visitantes pueden realizar recorridos guiados por el palacio y disfrutar de sus espacios ajardinados.

Además, en la Casa de Pilatos se celebran diversas actividades culturales como visitas guiadas, conciertos y obras de teatro. También es posible celebrar bodas y eventos sociales en sus instalaciones.

Casa Pilatos
Créditos Wikimedia Commons

Basílica de la Macarena
Créditos Wikimedia Commons

María Santísima de la Esperanza Macarena Coronada
Créditos Wikimedia Commons

Basílica de la Macarena

Un poco más alejado del centro, a unos 20 minutos andando, encontramos a la Basílica de la Macarena. Se trata de uno de los lugares claves en Semana Santa y de las iglesias de mayor transito de Sevilla, ya que alberga a la imagen de la Macarena, la Virgen de la Esperanza Macarena, también conocida como «la niña de los ojos tristes». La Esperanza Macarena fue coronada canónicamente el 31 de mayo de 1964.

Es una talla de candelero realizada en el siglo XVII por un autor anónimo, aunque ha sido atribuida a diversos escultores relacionados con el taller de Pedro Roldán.

La Basílica se ha remodelado y ampliado varias veces a lo largo de los años. El edificio está compuesto por una mezcla de estilos arquitectónicos, desde el barroco hasta el neoclásico.

Pegado a la Basílica, vemos el Arco de la Macarena, que es junto con el de Postigo del Aceite y la puerta de Córdoba, uno de las tres únicos pueasrt que se conservan de las antiguas murallas de Sevilla.

Pasear desde el centro hasta la Basílica te permitirá disfrutar de otros barrios de Sevilla y poder ver por ejemplo la iglesia de San Luis de los Franceses, joya barroca del siglo XVIII.

De vuelta al centro de la ciudad recomendamos pasar por la Plaza de San Lorenzo para ver la Basílica de Jesús del Gran Poder y degustar unas deliciosas croquetas en Casa Ricardo.

¿Qué vas a hacer en Sevilla?

Plaza de España

¿Estamos en un episodio de Star Wars?, aquí se rodó el 2º episodio de la saga, representando el palacio Real de planeta Naboo.

Nos encontramos en la Plaza de España de Sevilla y es uno de los principales monumentos de la ciudad. Está situada en el parque de María Luisa, construido para la Exposición Iberoamericana de 1929. Fue diseñada por el arquitecto Aníbal González, quien también diseñó el Parque de María Luisa.

Está formada por una gran semicircunferencia con un canal central que alberga dos islas. Estas islas están rodeadas por un puente peatonal y una serie de edificios mixtos que albergan oficinas, cafeterías y galerías de arte.

La plaza cuenta con una gran cantidad de elementos decorativos, especialmente azulejos, que representan motivos folclóricos y paisajes de Andalucía. Estos azulejos también adornan la fachada de los edificios que rodean la plaza.

La fuente central, obra de Vicente Traver, ha sido muy cuestionada porque rompe la rotundidad de vacío de la plaza. El canal que contiene es cruzado por cuatro puentes que representan los cuatro antiguos reinos de España (León, Castilla, Aragón y Navarra).

En las paredes de la plaza se encuentra una serie de 48 bancos que representan, por orden alfabético, cuarenta y seis provincias españolas peninsulares (todas excepto Sevilla) y los dos archipiélagos (Canarias y Baleares), con su escudo, un mapa y un paño de azulejo pisano con hechos históricos destacados de ese territorio. Los bancos se encuentran divididos en cuatro tramos, y al principio y final de cada uno, se encuentra un paño de azulejo relativo a la provincia de Sevilla. Los bancos tienen, también, a los lados, dos pequeñas torres con anaqueles que han sido usados en alguna ocasión para colocar libros.

Otros detalles destacables son sus múltiples relieves realizados por el escultor Pedro Navia:

  • Seis ventanas renacentistas.
  • El escudo de Sevilla que adorna las puertas de Navarra y Aragón.
  • Las 24 águilas imperiales con el escudo de Carlos I.
  • Los 48 medallones con la efigie de personajes ilustres sobre cada arco que comprende cada provincia.
  • Los cuatro heraldos de tres metros de altura, que representan a los antiguos reinos y flanquean las dos torres.

Plaza de España
Créditos Wikimedia Commons

 Detalle de los bancos de Plaza de España
Créditos Wikimedia Commons

 Detalle de Plaza de España
Créditos Wikimedia Commons

Panorámica de la Plaza de España
Créditos Wikimedia Commons

Glorieta de Béquer en el Parque de Maria Luisa
Créditos Wikimedia Commons

Palacio de San Telmo
Créditos Wikimedia Commons

Paseo por el Parque María Luisa

Es uno de los parques más bonitos de Sevilla, situado en el corazón de la ciudad. Está rodeado de arquitectura modernista y antigua, edificios históricos, plazas, monumentos y amplias zonas verdes. El parque se extiende a lo largo de unos 80.000 metros cuadrados y contiene muchas fuentes, canales, estanques, árboles y flores.

Contiene la Plaza de España, del que ya hemos hablado un poco más arriba.. También hay una serie de impresionantes fuentes, con sus ricos detalles y esculturas. Otra edificación importante del parque María Luisa es el Palacio de San Telmo, actual sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía. Es un edificio barroco construido entre los siglos XVII y XVIII para ser la sede de un colegio de marineros. Después en la segunda mitad del siglo XIX fue la residencia habitual del duque de Montpensier y de la infanta María Luisa. En el siglo xx sirvió como seminario diocesano antes de convertirse en la sede de la Junta.

Para aquellos que disfrutan de caminatas al aire libre, el parque ofrece muchas opciones. Hay numerosos senderos pavimentados, caminatas por la vegetación, una red de puentes y una variedad de áreas para descansar. El parque también alberga una serie de eventos al aire libre durante todo el año. En definitiva, un paseo por el Parque María Luisa es una experiencia única e inolvidable. NEs un lugar ideal para disfrutar de una caminata relajante o de un día divertido con la familia en un coche de caballos.

Torre del oro

En el río antes de pasar al barrio de Triana, nos encontramos con otro de los iconos de Sevilla. Esta torre está formada por tres cuerpos. En sus inicios, presentaba solo un cuerpo, el primero y principal es un polígono de doce lados que mide de ancho 15,20 metros, al que se le unió los otros dos cuerpos muy posteriormente. En su interior se alojan tres pisos y un sótano que fue rellenado como cimentación en 1760, para evitar los efectos destructivos del Terremoto de Lisboa de 1755. La comunicación entre pisos se realiza con una escalera con forma hexagonal que continúa, una vez acabado el tercer piso, para convertirse en el segundo cuerpo, pero esta vez en forma dodecagonal.

La torre se comenzó a construir en 1220 y fue terminada el 24 de febrero de 1221. En cuanto al segundo cuerpo, el estudio arqueológico y artístico ha demostrado que fue mandado construir por Pedro I el cruel a mediados del siglo xiv. Por último el cuerpo superior, cilíndrico y rematado en cúpula dorada, fue construido en 1760 por el ingeniero militar Sebastián Van der Borcht tras el terremoto de Lisboa de 1755.

En «Primera Crónica General. Estoria de España que mandó componer Alfonso el Sabio» se menciona la Torre del Oro por este nombre cuando se habla de la toma de Sevilla de 1248. Alfonso X la llama Torre del Oro en una carta al clero sevillano para que fuese destinada a capilla a San Isidoro de Sevilla.

Fue declarada monumento histórico-artístico en 1931 y ha sido restaurada varias veces. En la Edad Contemporánea fue restaurada en 1900, entre 1991 y 1992, en 1995 y en 2005. En su conservación ha sido importante la labor de la Armada. Se encuentra en buen estado de conservación y alberga el Museo Naval de Sevilla.

Se sitúa en el casco histórico de la ciudad hispalense, en el barrio del Arenal, en la misma zona de la plaza de toros de la Maestranza, la Torre de la Plata o las Atarazanas y en la orilla de enfrente se encuentra el Barrio de Triana.

Torre del Oro
Créditos Wikimedia Commons

¿Qué vas a hacer en Sevilla?

Gastronomía típica de Sevilla

Cazón en adobo
Créditos Wikimedia Commons

Pescaito frito y cazón

La verdad es que cuesta destacar uno o dos platos entre todos los que se pueden degustar en la capital andaluza. El pescaito frito y el cazón en adobo (o bienmesabe) son los que se ofrecen en cualuquier restaruante sevilano. Rebozado crugiente y pesacado en su punto de fritura hacen de estos platos una auténtica delicia.

Otros platos típicos andaluces a pedir en la carta son el salmorejo (hay quien dice que es el mejor de andalucía) gambas y jamón de Huelva, huevas, rabo de toro…

Los mejores sítios para degustar estos platos tradicionales sevillanos son Freiduría la Isla, Puerta de la carne, o el famoso restuarante La isa.

Vinos de Sevilla

Vinos sevillanos con todo el sabor andaluz

Desde la época romana, Sevilla ha sido conocida productora de vinos y licores que se exportaban a todo el imperio.

En Sevilla destacan tres áreas vinícolas, cada una con una uva y unos caldos muy diferentes: el Aljarafe, la Sierra Norte y Guadalquivir-Doñana.

En el Aljarafe, a pocos kilómetros de la capital, se cultivan variedades como la zalema, la garrido fino, la palomina y la pedro ximénez. Con ellas se elaboran vinos finos y generosos, y algunos vinos blancos jóvenes y afrutados.

La Sierra Norte con su naturaleza agreste y montaraz produce uvas tempranillo, cavernet-sauvignon, merlot, syrah o pinot noir, con las que se elaboran vinos tintos y blancos, jóvenes y de crianza que expresan su autenticidad, llenos de aromas y sabores. Marídalos con los ibéricos y la carne de caza, los guisos y la cola de toro.

Guadalquivir-Doñana, por su cercanía a la conocida tierra Albariza, próxima a Jerez, es idónea para el cultivo de vid. Sus viñedos más característicos son moscatel, palomino, pedro ximénez, arién y zalema. Su producción principal son los vinos generosos, al estilo de finos y manzanillas, y olorosos y dulces, característicos de esta zona. Son perfectos para nuestros pescados y mariscos, aperitivos y tapas.

Os recomendamos probarlos en casa:

Artículos relacionados

Huesca

la capital del reino de Aragón

Guía de Sevilla

Una exclente guía «Sevilla Total» por apenas 18€

Una historia de España

Un relato histórico muy bien escrito, más agrio que dulce, donde se cuentan muchas de nuestras pobrezas y glorias.

Otros Artículos

Destacados

Share This